ny
EL TIEMPO
soleado
SOCIAL

10 días en Nueva York

Día1. Llegada y Fantasma de la Ópera

Página 3 de 16

Viajamos con Delta Air Lines. A las 11:40, puntual, el avión sale de Málaga. Nos esperan casi 9 horas de viaje. El avión es bastante confortable, no demasiado anchos los asientos, pero no nos podemos quejar.

 

En el avión te hacen rellenar un documento en el que te preguntan cuánto dinero llevas en efectivo y los países en los que has estado antes, un formalismo.

 

Llegamos al aeropuerto JFK a la hora prevista, las 14:15, hora local, lo que serían las 20:15 en España. En el aeropuerto, nada más llegar, dividen a los viajeros en dos filas: una para los estadounidenses y otra para el resto. La cola de la aduana va rápido. Te hacen una foto, te recogen el documento rellenado en el avión y te hacen alguna pregunta. Nada complicado, al menos en nuestro caso.

 

Tras recoger el equipaje, también sin problemas, nos dirigimos al punto de encuentro en el que nos recogerá el bus que nos llevará al Hotel Hudson porque hemos contratado los traslados desde España.

 

El punto de encuentro es muy fácil de encontrar. Solo hay que seguir las señales que hay en el aeropuerto y allí hay una isleta en la que, una vez entregas tu bono, te apuntan y te van llamando cuando llega tu autobús.

 

Eso sí, hay que armarse de paciencia. Nosotros salimos del aeropuerto a las 15:10 pero no llegamos al hotel hasta las 17:50 porque el bus ha ido parando en un montón de hoteles y el nuestro era el último.

 

Por fin, una vez llegados al hotel, que está excelentemente bien ubicado, junto a la plaza Columbus, nos hemos registrado, duchado y puesto camino a Broadway para recoger las entradas para el Fantasma de la Ópera que representan en el Majestic, en la 48 entre Broadway y la 8ª.

 

Las entradas las compramos en España a través de Viator y nos costaron poco más de 70 euros a cada uno. Nos ubicaron en la séptima fila de platea, junto al escenario. La verdad es que nos hemos quedado muy sorprendidos.

 

Para llegar al teatro hemos ido andando, poco más de 10 minutos, y recogido las entradas en taquilla una hora antes de que empezara el espectáculo. Hay que canjear el vale que te imprimes de la web en taquilla. Te piden que estés allí al menos media hora antes para ir entrando. Había una cola impresionante pero pasamos rápido.

 

El espectáculo es IMPRESIONANTE, a pesar del jetlag que nos tenía agotados. No os contamos nada más para no quitar el encanto, pero desde luego hay que ir a ver El Fantasma de la Ópera. Por si tenéis dudas de cómo hay que ir vestido a un musical os diré que hay que ir como vas aquí al cine. Normal. Hay de todo entre el público, pero son muy pocos los que van excesivamente arreglados. Con vestirte como para salir un viernes vas genial.

 

Al entrar te dan una especie de libreto sobre el espectáculo y te venden un archivador para ir coleccionando los libretos de todos los musicales de Broadway.

 

Antes de entrar en el teatro hemos cenado en una especie de mezcla de franquicias cercana donde nos han cobrado 12 $ por dos trozos de pizza gigantes y dos coca-colas gigantes y dos coca-colas light. Hoy hemos pagado la novatada, pero no había tiempo para mucho más.

 

Después de cenar hemos hecho una leve incursión en Times Square. Tenemos tantas ganas de verlo todo que parece que no vamos a tener tiempo. Times Square es aún más alucinante que en las películas, y además tienes WIFI libre, ideal para actualizar tu blog de viajes, por ejemplo.

 

A las 20:00 entramos en el Majestic y a las 23:00 termina el espectáculo. Volvemos andando al hotel y nos acostamos, rendidos. Son las 05:30 hora española.

 

<< Prev - Próximo >>