fuerte
EL TIEMPO
soleado
SOCIAL

Fuerteventura

Día 4 De Tefía a Corralejo

Página 6 de 8

 

160 kilómetros en el día de hoy comenzando por la localidad de Tefía, con su ermita y precioso molino enfrente de un observatorio astronómico, y el eco museo de La Alcogida, emplazamiento bien conservado y enorme, con varias casas repartidas por el área, con sus aljibes, gallineros, establos, carpinterías… etc., de la época antigua insular.  Hay varios establos con cabras, vacas, burros y dromedarios.

 

Pasamos por la montaña con el monumento que homenajea a Unamuno. Paramos en Tindaya, con su montaña sagrada y sus petroglifos en forma de podomorfos. Para subir a la montaña se necesita un permiso especial. El famoso escultor Chillida presentó un proyecto para crear una escultura natural en Tindaya, haciendo un agujero dentro de la montaña para que pasara la luz del sol y de la luna. Este proyecto se aprobó pero está paralizado por el tremendo conflicto que creó entre los lugareños: unos a favor por el foco de atención que pudiera resultar a nivel turístico, y otros muchos en contra de la idea por lo sagrado que representa la montaña.

 

Terminamos en La Oliva, otra de las antiguas capitales de la isla. Allí visitamos la iglesia y la ‘Casa de los Coroneles’, con un paisaje de cuchillos al fondo.

 

La creación de las milicias de Fuerteventura en 1708, conlleva el nombramiento de la figura del Coronel, que pasará de residir en Betancuria a La Oliva. Desde ese entonces, los coroneles pasan a ser verdaderos terratenientes ostentando el poder militar, civil y económico, y su nombramiento se convierte en vitalicio y hereditario.

 

Pasamos por Villaverde para subir a una de sus colinas y contemplar de cerca los molinos de viento. También podemos visitar la cueva de Los Llanos.

 

Seguimos por la carretera desviándonos hacia Lajares , pueblo de artesanía magnífica, destacando por sus bordados. Vamos hasta la costa oeste, para descubrir El Cotillo, pueblo pesquero desde donde ver el atardecer te deja mudo. Se alza en su costa la fortaleza circular de El Tostón la cual tiene una pequeña oficina de turismo en su interior. Visitar el faro de Tostón que alberga el museo de pesca y un restaurante.  Hay una ruta circular para hacer a pie que parte desde el faro.

 

Tomamos la pista de tierra desde el faro hasta Corralejo, cruzando toda la costa norteña entre dunas y de blanca arena y un fuerte oleaje del mar. En menos de 2 kilómetros ya estamos en Corralejo, uno de los lugares más populares al norte de la isla. Buscamos el puerto y damos una vuelta por el paseo marítimo plagado de restaurantes de pescado y de pubs. Ambiente tranquilo y alegre, muy agradable. Comemos tapas entre 2,80 y 3,50 € cada una, de gambas al ajillo, papas arrugás, churros de pescado, chipirones,… Todo nos salió por 20 €, buenísimo y fresco.

 

El día acaba volviendo hacia Caleta de Fuste por la costa, atravesando las dunas infinitas de fina arena y viendo el atardecer entre suaves colinas. Divisamos la isla de Los Lobos entre las  acrobacias que dibujan los kitesurf en la playa.

 

<< Prev - Próximo >>