grecia
EL TIEMPO
soleado
SOCIAL

Peloponeso e Islas Griegas

Día 6 Mykonos

Página 8 de 11

 

 

 

Nos recogen por la mañana y partimos hacia el puerto de Atenas para coger nuestro barco, el Aegean Pearl de la compañía Louis Cruises. Se trata de un barco pequeño, anticuado, con camarotes minúsculos en los que escuchas hasta el más mínimo ruido de los vecinos, espectáculos bastante flojos y una discoteca lamentable digna de los años 60. Eso sí, la comida está bien. Si se puede elegir, mejor evitar este barco.

 

Nada más llegar te piden que dejes el pasaporte en recepción. No lo vuelves a ver hasta que no se acaba el crucero, así que lo mejor es llevar el DNI u otro tipo de documentación para estar identificado cuando llegas a los puertos. Como gastos extras te encuentras las bebidas, que puedes pagar una a una o a través de un bono que se contrata el primer día, además de las propinas que te exigen y que son de unos 30 euros por persona. Si quieres puedes pedir que no te la cobren.

 

Al llegar te dan una tarjeta que te identifica como pasajero del barco y con la que tienes que “fichar” al entrar y salir para saber quién está a bordo y quién falta. En esa tarjeta te van cargando la bebida y los demás gastos que hagas en el barco para cobrártelo todo junto el último día.

 

El primer día también te dan el listado de excursiones que puedes contratar. No son baratas, pero en algunos sitios merece la pena hacerlas ya que los puntos a visitar se encuentran alejados del puerto.

 

Cada noche, en la habitación, te dejan un folleto de un par de hojas con la información de los puertos que se van a visitar, las horas de embarque y desembarque, las actividades organizadas para la jornada siguiente y demás información relevante.

 

Nuestro primer puerto es Mykonos. Con el cambio horario llegamos de noche, así que paseamos por la isla y nos dejamos perder por sus callejones blancos y azules. Nos habría gustado llegar con luz del día, pero la verdad es que la isla iluminada también tiene su encanto. Llegamos hasta los molinos, vemos la pequeña Venecia, cotilleamos los escaparates de las tiendas chic que plagan esta isla y regresamos al barco. Como estamos en temporada baja no hay mucho ambiente en Mykonos.

 

 

Por la noche, en el salón principal del barco, se presenta el personal y representan un espectáculo de variedades de no demasiada calidad. También queda abierta la discoteca, ubicada en la cubierta superior.

 

 

 

 

<< Prev - Próximo >>