emiratos
EL TIEMPO
soleado
SOCIAL

6 días en los Emiratos Árabes

Día 3.2 Dubai Centro Comercial

Página 6 de 12

 

Cogemos un autobús a Dubai por 25 AED por persona y en la vuelta vemos a nuestra derecha dibujarse la imponente mezquita, con sus cuatro minaretes y sus cúpulas. Cobija la alfombra más grande del mundo. Se puede visitar gratis y se permite la entrada a los no musulmanes (menos el viernes por la mañana que sólo es para los fieles).

 

En la carretera, sin curvas existentes, hay seis carriles al llegar a Dubai, y unos cuatro en el resto del camino. El conductor va un poco loco, pegándose mucho a los coches y pitando como un poseso mientras adelanta por la derecha. Ya hemos dicho que incluso los autobuses de línea entre ciudades y los urbanos tienen unos asientos, los delanteros, reservados para mujeres o familia.

 

Decidimos no volver al hotel para no perder tiempo ya que eran casi las 21 horas y no sabíamos cuándo cerraba el centro comercial Dubai Mall. Al bajarnos en la estación de autobús de Al Ghubaiba, preguntamos el precio y la primera hora de salida del bus hacia Al Ain, una ciudad de 400.000 habitantes que hace frontera con el país de Omán y que es conocida por su bello oasis Al Ain o Buraimi, como se conoce por los omaníes.

 

Con la información copiada -20 AED por persona ida y el primer bus a las 5:30 am- cogemos el metro hasta Khalid Bin Al Waleed y de allí a la parada de metro nº25 -línea roja- en la que se especifica que bajándote aquí puedes visitar el Burj Khalifa, Dubai Mall, Dubai Fountain,… etc. Nada más salir del metro hay indicaciones para llegar al Dubai Mall y si no lo ves, creedme que el rascacielos de 828 metros de altura os guiará (está justo al lado, se accede a través del propio centro comercial).

 

Como hay celebraciones, conciertos y demás durante todo el fin de semana, el metro está hasta las 00:30 am (nos dijeron, al menos hasta en seis ocasiones, cuatro horarios de cierre diferentes) y el centro comercial hasta la una y las tres de la mañana, viernes y sábado, respectivamente. El mall es una explosión de colores, una obra de ingeniería, un derroche de atracción turística y de moda.

 

Está el acuario con el panel acrílico más grande del mundo, donde puedes ver rayas, tiburones, y mil pececillos más, galerías de firmas carísimas, tiendas con un escaparatismo elegante... por todas partes decorado con banderas emiratíes, incluso han metido una gigante dentro del acuario. Nos acercamos a la fuente más grande del mundo donde cada pocos minutos –quizá 20 ó 30- hay un espectáculo de música y luces haciendo más hermoso el recorrido (es gratuito ya que es en el exterior, como si pasearas por un parque entre restaurantes y tiendas y con el marco de rascacielos en el horizonte cercano).

 

Rodeadas de cientos de personas y llevadas por la música de Michael Jackson hacia un zoco exquisito, tratamos de abarcar con la cámara desde el puente la dichosa altura del Burj Khalifa. Vemos tiendas muy pijas de dátiles, de mazapanes hechos fruta, souvenires, bares y múltiples restaurantes. Un enorme trono de nácar y madera donde los visitantes se sientan para hacerse una foto con o sin un gran cernícalo –suponemos halcón-.

 

Tomamos un zumo natural de varias frutas por 25 AED, y al rato entramos de nuevo en el Dubai Mall para preguntar en el acceso al Burj Khalifa el precio de la entrada: 100 AED por cabeza más 25 dírhams si quieres telescopio (no lo recomiendo). El horario para visitar el rascacielos es de 10 a 22 pm pero en estos días amplían las horas. Mejor comprobarlo a través de su página web por donde también se puede comprar el tique.

 

No encuentro por ningún lado la banderita para pegarla o coserla en mi mochila…

 

Hay un bus de cortesía gratuito que te lleva y te trae desde la parada de metro hasta el centro comercial, el F13 (aunque sinceramente luego no sabíamos si es que nos habíamos colado sin pagar porque mucha gente pasaba la tarjeta… ups). Cogimos el metro a las 00:15 am. Reventadas caímos en la cama una hora más tarde con una sonrisa de satisfacción por haber aprovechado el día a tope.

 

<< Prev - Próximo >>