cerdena
EL TIEMPO
soleado
SOCIAL

Cerdeña. 4 días en la Costa Esmeralda

Día 5 y 6 Alghero

Página 5 de 5

Dejamos la Costa Esmeralda y sus hermosas playas para dirigirnos a la costa oeste. Nuestra primera parada fue Castelsardo un pueblo cercano a la ciudad de Alghero.

 

Castelsardo es un pueblo medieval de empinadas callejuelas coronadas por el castillo y sus murallas. Es muy turístico, pero bien merece una visita pues sus calles son muy pintorescas y desde el castillo se pueden admirar vistas preciosas desde la ciudad. Tras comer unos bocadillos y una ensalada en la caffetteria El Dorado nos dirigimos rumbo a Bosa, un pintoresco pueblo con casitas de colores que cuenta también con un coqueto puerto.

 

La carretera desde Castelsardo a Bosa es muy tortuosa, estrecha y poco transitada. Por lo que recomendamos visitar este pueblo desde la ciudad de Alghero. El camino desde aquí transcurre por unos bellos acantilados que merece la pena contemplar. A pesar de ser un pueblo turístico en Bosa se respira aún la tradición de los pequeños pueblos donde los habitantes secan incluso los tomates a la puerta de sus casas.

Tras visitar Bosa tomamos rumbo a Alghero, la ciudad donde nos quedamos las dos últimas noches en Cerdeña. Alghero es una ciudad donde aún se puede escuchar un dialecto del catalán.

 

Allí nos hospedamos en el Bed and Breakfast Magralù. Está a quince minutos andando, como mucho, del centro histórico, pero el paseo es muy agradable porque transcurre por un paseo marítimo y por el puerto. El apartamento para cuatro personas estaba genial, pero lo mejor es el trato de sus dueños. María Gracia nos dio toda la información que pedimos sobre la ciudad y, además, nos brindó un desayuno exquisito. Sin duda recomiendo este establecimiento para hospedarse en Alghero.

 

Las habitaciones estaban muy limpias y muy cuidadas. Además, sus dueños nos enviaron por e-mail al hacer la reserva mapas de la ciudad para llegar a Alghero en coche, para visitarla a pie o incluso zonas para aparcar de manera gratuita en los alrededores del apartamento. Una atención que desde luego merece un sobresaliente.

 

La ciudad de Alghero se encuentra a pie de playa y tiene un precioso paseo marítimo y un coqueto puerto. Sus calles adoquinadas y estrechas te transportan a la edad media. El trasiego de turistas y paseantes hacen que el centro histórico tenga una actividad vibrante hasta bien entrada la noche. Destacan las tiendas de coral, que se trabaja y talla especialmente en esta ciudad. También se puede encontrar hermosos trabajos de filigranas en las numerosas joyerías.

Alghero está lleno de restaurantes donde se puede comer un buen pescado. Nosotros optamos por la pizzería Bella Napoli, situada en la piazza Civica donde comimos unas excelentes pizzas y pasta. Hay que matizar que nos fascina la comida italiana. Al día siguiente comimos en el restaurante Casablanca en la via P. Umberto, 76. Es bastante barato y el servicio fue amable y rápido.

 

En Italia se suele comer la pizza aderezada con un poco de aceite picante, según el gusto. Nosotros optamos por platos típicos italianos pues en ningún otro sitio hacen la pasta y la pizza tan sabrosa… aunque queremos dejar claro que las opciones de pescado y marisco eran enormes y que los amantes  de los productos del mar tienen una oferta amplísima para comer. En toda Cerdeña son muy famosos los mejillones cocinados de manera muy variada.

 

Un lugar ideal para comer que nos recomendaron y al que no pudimos ir fue la Botteghina en la via Príncipe Umberto. Combinación de comida sarda e italiana en pleno casco histórico.

 

La ciudad y sus alrededores también cuentan con muchas playas. Durante nuestra corta estancia estuvimos en la playa de la Bombarde, a las afueras de la ciudad. Es una playa muy animada, sobre todo de gente joven, aunque con aguas muy frías porque recibe aguas de acuíferos subterráneos. Esta playa está reservada del fuerte viento del mistral que sopla en Cerdeña.

 

Si se dispone de tiempo es recomendable también visitar la gruta de Neptuno, cerca de Alghero y el municipio de Stintino, a una hora en coche. Allí se encuentra una de las playas más espectaculares de Cerdeña. La famosa playa de La Pelosa, aunque cuando sopla el fuerte viendo de mistral puede resultar desagradable estar mucho tiempo en esta playa.

 

El aeropuerto de Alghero es accesible con líneas de bajo coste como www.ryanair.com desde varias ciudades españolas. Es una de las ciudades sardas que más nos gustó por su ambiente y su arquitectura. Desde allí se pueden visitar gran parte de los lugares más representativos de la isla pues la Costa Esmeralda está mucho más cerca que de la capital, Cagliari.

 

Esperamos que este recorrido os anime a visitar la isla de Cerdeña y a descubrir muchos más rincones por vuestra cuenta.

 

Más fotos de Cerdeña en VisualizeUs

 

Si este artículo te ha resultado útil, compártelo con tus contactos.

No hagas el guiri, ¡Haz Viajeby!

 

<< Prev - Próximo